Cualquier profesional dedicado al mantenimiento de calderas en Majadahonda sabe qué es la instalación del suelo radiante y refrescante. Esto mejora la calidad del aire del ambiente. Además, te ofrece una temperatura perfecta en cualquier mes del año.

El suelo refrescante consiste en un circuito debajo del suelo de la estancia. Debes saber que en los meses más calientes, el agua recorre por las tuberías integradas en el suelo a una temperatura de unos 14-18ºC. Absorbe así la abundancia de calor de la habitación instalada y te proporciona una encantadora sensación refrescante (por eso el nombre del suelo).

Este innovador sistema, motivado por el antiguo hipocausto romano, está basado en la energía de radiación. Por tanto, no se utiliza el aire como transmisor de frescura. Por este motivo, este sistema ahorra energía y es más agradable para el medio ambiente. Los profesionales del mantenimiento de calderas en Majadahonda son conscientes de que el suelo refrescante debe revisarse periódicamente. Te asegurarás así de que funciona correctamente.

Puedes utilizar agua a presión, como una manguera, para limpiar las válvulas y los múltiples circuitos del sistema. Hay dos tipos de mantenimiento. El mantenimiento correctivo, en el que solo se necesitan corregir pequeñas imperfecciones, arreglar o incluso cambiar algunas piezas que no funcionen adecuadamente. El otro modo de mantenimiento es el preventivo, en el que se deben realizar inspecciones ocasionalmente. Así comprobarás el estado del sistema para evitar males peores como que las tuberías acumulen sustancias que hay que eliminar para evitar atascos y provocar escapes.

Las ventajas de este sistema son el ahorro hasta el 20% en comparación de otros sistemas de calefacción. Además, el confort que te proporciona es mucho más saludable, ya que reduce el polvo y la aparición de ácaros, y tampoco ocupa espacio.

Te ofrecemos mucha más información sobre este método de calefacción en nuestra web, RIALCA.