Cada vez más profesionales especializados en el mantenimiento de caldera de biomasa industrial en Madrid recomiendan el uso de biomasa como combustible. Si bien este tipo de energía se utiliza desde hace miles de años, los avances tecnológicos han permitido que hoy en día estas calderas brinden un servicio igual o mejor que las de gas o gasoil a lo que debemos sumar otras ventajas.

Entre los beneficios de instalar en nuestro hogar una caldera de biomasa podemos destacar el hecho de que nos permite lograr un ahorro muy importante en los costes de calefacción, aspecto muy relacionado con las usuales fluctuaciones en los precios de los combustibles fósiles. Al mismo tiempo, podemos obtener el combustible de productores locales o producirlo nosotros mismos mientras somos respetuosos con el medio ambiente.   

Desde la empresa RIALCA nos explican que este tipo de calderas aportan el máximo confort ya que su uso no requiere transportar el combustible ni genera excesiva ceniza. En este sentido, las calderas de biomasa se limpian por si misma gracias a diversos sistemas internos, debiendo vaciarse el cenicero unas pocas veces al año, proceso que no dura más de dos minutos. Además, las cenizas pueden usarse de abono para el jardín.

El mantenimiento de caldera de biomasa industrial en Madrid que utilizan la biomasa como combustible está a la alcance de cualquier usuario, se trate de una pequeña familia o una empresa. En cuanto al tipo de combustible utilizado, los pellets son los más recomendados para instalaciones de bajo consumo o edificios de ciudades mientras que la astilla es la más idónea para instalaciones de media y alta potencia. 

Por último, destacar que la leña es muy utilizada a nivel rural y también es habitual en algunas zonas el uso de huesos de aceitunas o cáscara de almendras.