Cuando recurres al mantenimiento de calderas en Pozuelo de Alarcón has de saber que las tuberías que están conectadas a este equipo tienen también su importancia. El material del que están hechas determina su uso, su indicación y su duración.

Uno de los materiales que se ven con más frecuencia al hacer mantenimiento de calderas en Pozuelo de Alarcón es la tubería de acero. Tiene varias ventajas, como son la facilidad para trabajarlo, el coste es aceptable y además se trata de un material que puedes someter a soldadura. Por otra parte, puede corroerse en presencia de ácidos y además es susceptible de sufrir incrustaciones por el acabado interior.

La gran maleabilidad del cobre que se utiliza en tuberías permite instalar grandes longitudes de estas sin usar empalmes y su adaptación a trazados irregulares es perfecta. El problema de este material es su elevado coeficiente de dilatación, que te obliga a usar materiales como el cartón con el objetivo de evitar problemas en los empotramientos.

El polietileno es fácil de transportar y presenta a su vez buena resistencia a aceites, álcalis y ácidos. Su acabado interno de calidad hace que las incrustaciones no te causen un problema. Aunque se puede exponer a la luz solar y al calor, su resistencia al fuego es nula.

Las tuberías de fundición no propagan los ruidos y presentan una alta resistencia al calor, a los ácidos, álcalis y a la corrosión. Tienen bajo coeficiente de dilatación pero su interior irregular es propenso a incrustaciones. Además, puedes tener el problema de que se fisure, pues es frágil.

En RIALCA tenemos una amplia experiencia en el mantenimiento de calderas y de las tuberías que forman parte de la red de distribución. Ponemos a tu disposición nuestro conocimiento y la preocupación del personal por brindarte el mejor servicio.