Cuando se acerca el invierno y el frío va a llegar, es imprescindible el correcto mantenimiento de calderas en Majadahonda. La calefacción de muchos de los edificios tanto en el mundo rural como en las grandes urbes funciona mediante calderas. Estas aportan a los radiadores la energía y el calor suficientes para mantener las diferentes estancias del hogar a una temperatura agradable.

Teniendo el mantenimiento de calderas en Majadahonda la importancia que te comentamos, existen una serie de indicadores que te van a avisar sobre el óptimo funcionamiento de tu caldera. Primero debemos saber que las calderas funcionan a partir de luz, agua y gas.

El fallo de uno de estos factores supone que la caldera no funcione. Por tanto, debemos comprobar que la llave de paso del gas se encuentre abierta y que el suministro de gas sea suficiente para que se encienda la caldera. Consecuencia del agua es que regulemos también la presión que esta ejerce, la cual está recomendada a 1,5. Si la presión está entre 0 y 1 y no puedes subirla, puede estar indicándote que tu caldera no funciona bien. También es necesario que el sistema eléctrico no cortocircuite y esté suministrado de energía mediante conexión a la red.

Además del control de estos factores, debemos regular los medidores de estas magnitudes que hemos comentado. Estos mecanismos de medición pueden ser relojes en las calderas antiguas o presentarse de forma digital en display en calderas más modernas. El mal funcionamiento de estos nos puede dar una lectura errónea de cómo funciona la caldera.

Si tu caldera presenta algún signo de que puede estar fallando debes contactar con los profesionales, como nosotros. En Rialca solucionamos estos problemas y resolveremos cualquier duda que puedas tener. Recuerda, tu caldera no existe solo en invierno, debes velar por su correcto funcionamiento durante todo el año.