Con el invierno, es momento de buscar un buen mantenimiento de calderas en Móstoles para que el frío no nos pille desprevenidos. Una tarea que, si bien es obligatoria en diferentes plazos en función del tipo de caldera, conviene no dejar pasar por nuestro propio interés. ¡Nadie quiere quedarse congelado todo el fin de semana por un error que podíamos haber solucionado con una simple revisión!

Por lo comentado, es recomendable ver el mantenimiento de nuestra caldera como un servicio que nos prevendrá de posibles inconvenientes y no como un engorroso trámite y un gasto. Sobre su periodicidad, es recomendable hacerla con carácter anual, si bien conviene diferenciar entre los tipos existentes para determinar uno u otro plazo.

El mantenimiento de calderas en Móstoles dependerá, en primer lugar, de si se trata de equipos simples o mixtos. Los primeros solamente alimentan un circuito de calefacción, por lo que es recomendable una revisión anual y además una limpieza, dado que su uso se reduce solo a las épocas más frías, generalmente de mediados de otoño a comienzos primavera; y después están varios meses sin encenderse. En cuanto a las mixtas, tienen también un circuito de agua, por lo que funcionan durante todo el año.

En cuanto a la entrada de aire y salida de gas, hay cuatro tipos de caldera. Destacaremos las atmosféricas, cuya instalación ya está prohibida desde 2010, pero no así su revisión, obligatoriamente anual, y su mantenimiento. En la actualidad se opta sobre todo por las de condensación, el sistema más eficiente en rendimiento y con unas emisiones de óxido de nitrógeno muy bajas, motivo por el que son frecuentemente subvencionadas por las Comunidades Autónomas.

Si estás buscando profesionales para el mantenimiento, revisión o sustitución de tu caldera, contacta con RIALCA. También somos expertos en la instalación de todo tipo equipos de energía, frío y calor.