El aire acondicionado industrial en Madrid es una opción básica para los grandes centros de trabajo o naves empresariales. Su sistema poco tiene que ver con los domésticos, por eso en esta nueva publicación te vamos a explicar los diferentes modelos.

Los sistemas de climatización se dividen en dos tipos: refrigeración centralizada y refrigeración autónoma. Los sistemas centralizados se caracterizan por ser capaces de refrigerar una gran superficie (una vivienda completa, o una edificación con oficinas) con un solo dispositivo. Este aparato requiere para su instalación un falso techo para que los conductos abarquen todas las habitaciones. A pesar de que su instalación es más costosa, un punto a favor es que queda estéticamente mucho más discreto que un equipo de aire acondicionado convencional o ventilador. En este ámbito encontraríamos los sistemas de aire acondicionado industrial en Madrid.

Por otro lado, tenemos los domésticos, que se engloban en los sistemas de refrigeración autónoma: Estos refrigeran únicamente la habitación en la que se encuentren. La principal diferencia es que son más baratos, por lo tanto más accesibles y ahorran más energía.

De uso industrial podemos diferenciar tres modelos principales. Las enfriadores, que funcionan con agua y se utilizan sobre todo cuando se necesita refrigerar en gran medida una gran superficie; los modelos roof top: una máquina industrial compacta que se utiliza en medianas y grandes superficie. Con ella se necesitan conductos para trasladar el aire; y finalmente, el sistema VRV,  que permite controlar tanto la refrigeración y calefacción como la ventilación, adaptándola así a la habitación o planta que se desea aclimatar. Al ser más sofisticado este sistema ahorra energía y, por tanto, es más eficiente.

En RIALCA lo sabemos todo sobre aires acondicionados. Tanto si quieres llevar a cabo una instalación, como una revisión o reparación, no dudes en llamarnos para realizar cualquier consulta.